Compartir desde el amor

Paremos por un momento y traigamos a nosotros lo que sentimos cuando compartimos con alguien algo, puede se cualquier cosa. Eso que compartimos implica todo lo que nuestra energía compone.
Ahora, eso que compartimos lo hacemos desde un lugar de verdadero amor o desde la carencia? si lo hacemos desde la carencia no estamos compartiendo nada en absoluto, pues estamos tomando una acción que pensamos nos llevara a cierto resultado, en el cual podemos obtener algo de alguien si hacemos esto o aquello, y esto lo hacemos de manera consciente o inconsciente.
El como nos sentimos determina si estamos compartiendo o obteniendo. Al compartir extendemos y eso se multiplica de forma natural en nuestras vidas, por el contrario al obtener nos limitamos y aceptamos la carencia como algo natural.

Nadie puede hacernos sentir de determinada manera, por lo tanto cuando realmente compartimos, es amor lo que extendemos, pues este emana de nosotros mismos ya que es lo que somos realmente. Compartimos por el placer de hacerlo, por la alegría que esto genera, sin esperar nada, simplemente siendo.

El querer obtener algo de alguien, nos lleva a reafirmar que somos carentes, que necesitamos lo que creemos de determinadas personas para ser felices.

Nunca podremos compartir, pues desde ese lugar no tendríamos nada que aportar realmente. No estamos reconociendo el amor que somos y por lo tanto no podemos extenderlo.

Recordemos que estamos completos y enteros, que realmente no necesitamos nada, mas que nuestro propio reconocimiento del amor del que fuimos creados. Así y solo así podremos compartir, extender, dar al otro.

Y ese otro no es mas que nosotros mismos.

Sandra Querubin

Be first to comment