Dieta de once días con Piña: purifica sangre, intestinos, piel e hígado, y cura tu cuerpo

La piña es una de las frutas más beneficiosas que hay para recuperar la salud, ya que tiene cualidades curativas que sabiéndolas aprovechar y usar en momentos y dosis exactas pueden ayudar al cuerpo a sanar de una larga lista de afecciones, ya que al limpiar sangre, intestinos e hígado el cuerpo empieza automáticamente a estabilizar todo lo demás, lo cual ayuda a sanar desde enfermedades crónicas y severas como artritis, lupus, miomas, cáncer, tumores, piel o pulmones enfermos, etc., hasta un sistema inmune débil que puede provocar contagios, infecciones, etc.

Si deseas curar tu cuerpo, rejuvenecerlo o ayudar o simplemente mantenerlo sano y resistente a enfermedades, empieza hoy mismo esta dieta de once días, la cual es uy accesible y sencilla de hacer.

Este tratamiento con piña ayuda a curar o reparar:

Enfermedades pulmonares: neumonía, pulmonía, gripas, catarros, etc.

Diabetes
Artritis, artrosis, lesiones de articulaciones, esguinces, etc.
Huesos débiles, osteoporosis, fracturas, etc.
Hígado, hepatitis, etc.
Baja de peso, contra celulitis, contra abdomen y brazos o muslos obesos, etc.
Estomago débil o enfermo
Intestinos: estreñimiento, colitis, gases, etc.
Tumores, miomas, canceres, etc.
Problemas de piel y de cabello.
Infecciones

Propiedades de la piña:
Es rica en vitaminas, principalmente la C, B1, B6 y ácido fólico, esencial para la vida. Tiene minerales como el potasio y es muy baja en calorías. Su principal cualidad es la fibra, que funciona como un zacate limpiador del cuerpo, asi como la bromelina, una enzima que ayuda a destruir parásitos nocivos intestinales. La bromelia contiene azufre, y tiene grandes propiedades antiinflamatorias, antitrombóticas, antiedematosas (evitan el edema) y fibrinolíticas, lo cual ayuda a deshacer coágulos. Es de las frutas diuréticas por excelencia, limpia a profundidad y tiene antioxidanest que sirven para reparar y rejuvenecer órganos, tejidos y piel.

Dieta de 11 días

Nota: recuerda que puede haber síntomas curativos durante la dieta, ya que se movilizaran toxinas y sustancias nocivas. Podría haber dolor de estómago, de cabeza, estreñimiento o diarrea, salpullido, náuseas, etc. En este caso, come un caldo grande de vegetales al vapor con arroz y retoma la dieta al día siguiente.

Dieta primer día: prográmate para empezar un día de la semana, y ten lista una piña partida en cubitos o rebanadas, bien guardada en un envase de plástico. Inicia en ayunas con dos vasos de agua tibia y unas gotas de limón. Luego, dos cucharadas de aceite de oliva extra virgen. Espera 10 minutos y empieza comiendo piña. Se come piña todo el día junto con dos litros de agua. Si eres diabético o tienes gastritis, toma ensaladas con granos integrales y frutos secos cada dos o tres horas.

Segundo y tercer día: sigue con esta dieta dos o tres días más, pero toma un caldo de vegetales casi crudos con arroz de preferencia integra a medio día. En estos días puedes incluir caldo de lentejas, pan integral, ensaladas y avena cruda.

Del cuarto al onceavo día: toma un te de boldo en ayunas con unas gotas de limón, las cucharadas de aceite de oliva extravrigen y piña como primer alimento, pero licuada con un pedazo de nopal o una cucharada de aloe, sin endulzar con nada. Come caldos de verduras, lentejas y guisados sin cocinar demasiado, arroz integral, etc.

Durante la dieta, debes eliminar: todo producto de procedencia animal como leche, quesos, carnes, etc. la dieta debe basarse en semillas, granos integrales, frutos secos (almendras, nueces, maní, etc), y vegetales (germinados y aloe en especial). También elimina harinas y azúcar refinada y los productos que la contengan.

Mantén esta dieta once días, luego, puedes incluir pescado al vapor y quesos frecos, y trata de evitar lo mas que puedas las carnes rojas y eliminar la leche de vaca, el azúcar y harinas refinadas.

Fuente: http://www.vivirsabiamente.com/

Be first to comment