El conflicto es antinatural

Cuando tenemos la necesidad de atacar, defendernos o justificarnos lo que hacemos es decir si al conflicto. Creemos que al hacerlo somos poderosos y es todo lo contrario, pues con esto reforzamos la sensación de estar separados, que no tenemos nada que ver con el otro, con la vida, con la fuente.

Elegir el conflicto nos lleva a una guerra interna donde los demás son responsables de mi sentir, donde nos sentimos víctimas del mundo o donde creemos engrandecernos al atacar de la manera que sea al otro.

Somos libres de elegir vivir desde ese lugar y seguir ciegos ante el amor. Todo conflicto que creemos tener es antinatural, pues lo que verdaderamente somos es amor y al reconocerlo es lo único que podemos dar y todo conflicto desaparece ya que no es real.

Somos invulnerables, no hay nada de lo que tengamos que defendernos, huir, atacar, tener la razón. Hacerlo seria la completa identificación con nuestro falso yo, quien se alimenta del conflicto.

Elegir el amor es lo natural, es abrir nuestros ojos internos y realmente ver. Cada momento es una oportunidad para amar lo que se muestra ante nosotros.

Somos uno con la vida, con la fuente. Decir si al amor, a lo natural en nosotros, es abrirnos a vivir realmente.

Que queremos elegir?

Sandra Querubin

Be first to comment